16 de febrero de 2010

Publicado por Helena en 20:44
Porque contigo no existe el tiempo,
ni los excesos.
Porque el sexo, drogas y rock and roll,
cobra sentido.
Las risas no son siempre nerviosas.
Son escandalosas.
Los suspiros.
Los gemidos.
Los ronquidos.
Tu brazo rozando el mío.
Tú vida tan lejos.
La mía....
La mía siempre fue tuya.

4 comentarios:

eltauromquico on 17 de febrero de 2010, 20:19 dijo...

Primera vez que me dicem: Cabrón
Por ser la primera vez...perdonó

helena on 18 de febrero de 2010, 16:29 dijo...

Muchas gracias por perdonarme...
procurare no hacerlo más!

aQua on 19 de febrero de 2010, 2:38 dijo...

tiaaa...q wenoo es por dios!XD..tQ elenita!!=)

helena on 22 de febrero de 2010, 23:43 dijo...

tu si que eres buena! jaja un besito!

 

Nunca he tenido el corazón tan rojo. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos