5 de abril de 2010

Estrés

Publicado por Helena en 23:07
No hay tiempo ya,
para sentarse y olvidarse de todo.
De prisas y obligaciones.
De políticos infumables,
trabajos no remunerados.
Imposible ya,
dar de comer a las palomas,
con tu ya olvidado abuelo.
Si lo consigues,
solo verás,
gente corriendo de aquí para allá,
sin ni si quiera mirar,
a quien a su lado está.
No hay tiempo ya,
de mirar al más allá,
y al final y al cabo,
solo seremos sombras.
¿Qué más da?

4 comentarios:

Dona on 6 de abril de 2010, 9:46 dijo...

Helena tus poemas son preciosos,escribes muy bien y con mucho sentimiento pero yo personalmente pagaria para leer algo tuyo que me haga sonreir de alegria!!Los sentimientos buenos no nacen solo de las guerras la pobreza o las decepciones de amor!!
Debe de haber tambien algo bueno y divertido que te inspire a escribir, estoy segura que si!!
un beso, Dona.

helena on 7 de abril de 2010, 0:41 dijo...

Tomo nota! Intentare escribir algo alegre. Muchas gracias por comentar! Un beso

La sonrisa de Hiperión on 9 de abril de 2010, 18:43 dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

La sonrisa de Hiperión on 9 de abril de 2010, 18:43 dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

 

Nunca he tenido el corazón tan rojo. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos