9 de marzo de 2010

Un poco de té

Publicado por Helena en 21:06
Me apetecería, si es tan amable,
un poco de leche con té.
Mientras le cuento mi historia a usted.

Nací un frío mes de octubre,
en mi amado Madrid.
Allí nací y crecí,
hasta que pude morir.
Con uñas y dientes,
mi amado Madrid, defendí.
Y solamente quedaron,
dos hijos desconocidos de mí.

Quien se acuerda ya de mi historia,
quien recuerda como morí.
Ni si quiera yo lo sé,
solo sé, que caí presa de sus labios,
presa, del fusil.

Y allá me llevaron, donde el sol nunca se pone,
donde acompañada, me fui.
Entre escombros y metrallas,
entre amigos y camaradas, me fui.

Y ahora, ya nadie sabe nada,
de aquel día de Madrid,
de como una heroína, cayó,
sin ni siquiera poder decir adiós.

Y a mis hijos, solo les quedó la desesperación.
Porque su madre ya no estaba,
y no les había dicho adiós.

Porque quizás estaba en Francia,
quizás, solo en el almohadón,
en uno de esos sueños rotos,
rotos, por el dolor.

Una más de tantas historias, para el buen historiador.
Una muerta más, para los sin corazón.
Pero un alma abatida, para mis hijos, que lloran por mi perdón.

Y esta es mi historia, querido señor,
hágala saber, pues así, no moriré.
Y sí mis hijos se acuerdan de mí,
por favor, dígales, que viví feliz.
Y que si me fui... Yo no lo quise así.

No haga que los de arriba se olviden de mí,
porque ellos tuvieron la oportunidad,
de vivir.
Y contar su historia, e incluso también pudieron mentir.


Así que, hágala saber, querido señor,
que esta es mi historia,
vivida con alegría, muerta, con honor.

4 comentarios:

Aun busco a Wally on 9 de marzo de 2010, 21:40 dijo...

sii ya estoy mejor! mañana voy! :)
escribes de puta madre tia! yo encuadernaba el blog!
jajaja tqqq

Dona on 10 de marzo de 2010, 13:03 dijo...

Helena, si esto es,como se dice en mi pais, "farina del tuo sacco" no desperdicie este talento que tienes por escribir! Es bastante dificil al dia de hoy encontrar sensaciones tan profundas en una chica de tu edad!!

MJ on 10 de marzo de 2010, 17:05 dijo...

brava!

helena on 10 de marzo de 2010, 20:43 dijo...

María...Eso es que me mirais con buenos ojos! jaja

Sí, como se dice en el mío "es de cosecha propia" muchas gracias por tu comentario, de verdad!

 

Nunca he tenido el corazón tan rojo. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos