19 de enero de 2010

No importa

Publicado por Helena en 22:37
No importa, no digais nada sobre o acerca de él.
Ya se que vosotros no le amais, ni le admirais,
ni siquiera podríais llegar a entenderlo.

Pero yo no puedo evitar fijarme en esa sonrisa,
y esa mirada, que aunque digais que no, hiela el alma.

No puedo evitar sentir su respiración cuando pasa
cerca de mí.
Así, como tampoco puedo ignorar ese revuelo que puede formar
con solo hablar.

Pero también conozco sus defectos.
Todos y cada uno de ellos,
y lo conozco serio, y enfadado consigo y con el mundo.
Y aún así, sigue estando guapo.
Lo conozco infiel, y mentiroso, y culpable,
pero también capaz de reparar todo el daño que ha causado.


Y todo eso no importa cuando lo tienes al lado,
cuando puede ser la única bocanada de aire fresco
que de sentido a tu existencia.
Cuando lo ves despertarse a tu lado,
y comprobar que de verdad existe, que no es una imaginación.

Y vosotros todo eso no lo sabeis, ni lo podreis saber nunca,
ni podreis ver esos pequeños detalles que lo hacen tan especial.
Nunca podreis apreciar como sonrie mientras bebe una copa.
Nunca, nunca, podreis comprobar la calidez de sus abrazos.
Nunca, podreis probar uno de esos besos que te paralizan,
la mente y el pensamiento.

No me digais lo que tengo que hacer para olvidarle.
Porque no quiero tener que olvidar esos recuerdos con él,
ni tú lo conoces como para poder aconsejarme.
Ni que si lo quiero, es porque no se como es.

Yo sé perfectamente como hacer que se ria,
y que llore, y que sufra.
Sé perfectamente como hacer que me bese,
cuando yo quiera y donde quiera,
haciendo parecer que es él,
el que se muere por darme un beso.
Sé como hacer que sonria cuando está enfadado,
muy enfadado, y como excitarlo hasta explotar,
incluso que el tono de voz hay que usar,
en el momento justo,
para que se entregue totalmente.


Y sé, y conozco cada uno de sus sueños,
sueños de su niñez, sueños de conventirse en estrella del rock and roll
o quizás del deporte.
Conozco ese lunar, inconfundible en el centro de su espalda,
y esa cicatriz que tiene en su brazo derecho, por historias que solo yo se
Incluso esa pequeña arruga, que aparece en su frente cada vez que sonrie-


Así que no me hableis de amor, ni de lujuria, ni de pasión,
si no habeis conocido como él, hace el amor.
Y como es capaz de excitarte con solo sus manos.
Y como con un beso, puede llevarte al cielo.
No hableis de todo eso,
si no sabeis que la frase " mañana si te he visto no me acuerdo..."
no tiene cabida con él, no digais nada.
Porque cuando estás con él no existe el mañana.


Y sí, amar, quizás amemos todos.
Pero para mí,
sin él no existe el amor.

6 comentarios:

José Manuel Díez on 20 de enero de 2010, 9:01 dijo...

Hola, llego hasta aquí por casualidad... Hermoso blog con hermosos textos. Acabo de hacerme tu seguidor para seguirte más de cerca las actualizaciones!
Un saludo desde el otro lado de la pantalla!
JM

JoseC. on 20 de enero de 2010, 12:35 dijo...

=)

Lázaro Suárez © on 20 de enero de 2010, 16:02 dijo...

"Pero también conozco sus defectos"

"Sé perfectamente como hacer que me bese,
cuando yo quiera, haciendo parecer que es él,
el que se muere por darme un beso.
Sé como hacer que sonria cuando está enfadado,
muy enfadado, y como excitarlo hasta explotar."

Esa es la mujer del siglo XXI. Un chute de autoestima y de dominio a partes iguales.

un abrazo, gracias por agregarte

M on 20 de enero de 2010, 22:33 dijo...

Me encantan tus posts, acabo de leer algunos, te sigo! un beso:)

Bea on 24 de enero de 2010, 12:29 dijo...

esta es helena??

aQua on 26 de junio de 2010, 18:49 dijo...

Tia...no me cansoo de leerlooo...ES TAN REAL!NO BONITO, NO HERMOSO, NO ALEGRE O TRISTE....REAL!!!=)...me encantas tiaaa...me encantas!^^

 

Nunca he tenido el corazón tan rojo. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos